Noticia Nacional


http://www.noticianacional.com.ar/Imagenes/Censo-728x90.gif

Destacados



http://www.noticianacional.com.ar/Imagenes/Censo-.gif

http://www.noticianacional.com.ar/Imagenes/Covid_Dic_Presi.gif

http://www.noticianacional.com.ar/Imagenes/CoronaV2.jpg

Anuncios

http://www.noticianacional.com.ar/Imagenes/Precios.gif

http://www.noticianacional.com.ar/Imagenes/seguimos_edu.jpg

http://www.noticianacional.com.ar/Imagenes/VIALES_banner.gif

http://www.noticianacional.com.ar/Imagenes/ciccus.jpg


http://www.noticianacional.com.ar/Imagenes/Ediciones-Ciccus-gif-300x270-1.gif

Notas

               

Sociedad

Estela de Carlotto llamó a "defender la democracia con uñas y dientes"

Una movilización recordó los diez años de que Kirchner convirtió el ex centro de exterminio en espacio de Memoria. Rodeado de funcionarios y referentes, Zannini pidió a los partidos "levantar la bandera de los Derechos Humanos". Fuente: Tiempo Argentino


http://www.noticianacional.com.ar/imagenes/Carloto.jpg

Como suele pasar en las fechas que que signan la historia, quienes ayer recorrieron el Museo de la Memoria en la ex ESMA repasaron o compartieron con sus compañeros las historias mínimas de ese miércoles 24 de marzo de 2004. Que hacía mucho calor, que Néstor Kirchner llevaba pocos meses en el gobierno y nadie sabía bien qué iba a hacer esa tarde, que su esposa –la entonces senadora Cristina Fernández– lo miraba a metros con un gesto preocupado y atento, que su discurso los sorprendió o emocionó, que los sobrevivientes caminaban por los pasillos del edificio adormilados, que otros no podían parar de llorar.
Al cumplirse diez años de aquel 24 de marzo en que el ex presidente Néstor Kirchner ordenó bajar los cuadros de Jorge Videla y Reynaldo Bignone del Colegio Militar e inauguró el Museo de la Memoria en la ex ESMA, se celebró ayer en el mismo predio la apertura de la Casa de la Identidad, que gestionará Abuelas de Plaza de Mayo. Y se señalizó el lugar con los pilares de Memoria, Verdad y Justicia para recordar que allí funcionó el más emblemático centro clandestino de detención de la última dictadura cívico-militar.
En un acto que convocó a los funcionarios de la primera línea del gobierno nacional, pero también a militantes y que terminó con un show de música, la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, llamó a defender la democracia "con uñas y dientes" y definió la recuperacióncomo "un triunfo del bien sobre el mal". 
Funcionarios y militantes se reunieron ayer para inaugurar la Casa de la Identidad, en el mismo espacio en el que funcionó el pabellón de operaciones. Las historias del horror de más de 5000 detenidos desaparecidos que pasaron por la ex ESMA ayer se resignificaron con la postal de la tarde en la nueva Casa de la Identidad: olor a la pintura fresca, las instalaciones artísticas que narran la historia de las Abuelas a través de fotografías, obras y videos, el clima distendido y el jardín central con un palo borracho en flor y una decena de jazmines recién plantados. 
En el patio, en un escenario simple, y rodeados de militantes, se sentaron el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak; el de Defensa, Agustín Rossi; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el de Derechos Humanos, Martín Fresneda; y el nieto recuperado Manuel Gonçalves. "No nos van a doblegar. Transformar estos lugares como la ESMA, llenos de horror, es un logro que alcanzamos con la valentía y decisión de Néstor Kirchner", aseguró Carlotto al explicar por qué la Casa de la Identidad también lleva el nombre del ex presidente, y después lamentó la ausencia de la jefa de Estado en el acto a raíz del esguince de tobillo que sufrió durante su viaje a Europa. 
En ese momento, Carlotto relató cómo fue aquella tarde calurosa de 2004 en la que entró por primera vez a la ESMA acompañada por Kirchner y por el entonces jefe de gobierno  porteño Aníbal Ibarra: "Me temblaban las piernas. Era una tierra regada con la sangre de nuestros hijos. Pero era un día histórico que marcaba el triunfo del bien sobre el mal. Junto a Cristina, entré caminando por los jardines, pisándolos con respeto, porque no se sabía lo que había bajo."
Alak afirmó que Argentina es modelo universal en la lucha por los Derechos Humanos. "La vergüenza que Kirchner dijo sentir en este mismo lugar hace diez años se ha convertido en orgullo, y el mundo reconoce en la Argentina un modelo universal en materia de Derechos Humanos", recordó el ministro. 
A pocos metros, mezclados entre los militantes, escuchaban el secretario de Seguridad, Sergio Berni; el diputado nacional y nieto recuperado Juan Cabandié; y el ex jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina. 
Luego de que se señalizara el predio con tres pilares de Memoria, Verdad y Justicia sobre la Avenida Libertador, el público se congregó en la Plaza Declaración Universal de los Derechos Humanos. Allí, Cabandié –protagonista de la jornada de 2004– repasó los logros de la década y pidió avanzar en la determinación de las responsabilidades civiles durante la dictadura. 
En representación de la presidenta y en un gesto político contundente que todos los presentes supieron interpretar, Zannini cerró el acto. "Bienvenida la disputa por la bandera de los Derechos Humanos, que es el centro de nuestra acción –aseguró en una clara referencia al cruce de afiches entre la UCR y el kirchnerismo que se dio la semana pasada. El verdadero triunfo de Néstor será si los partidos políticos levantan esa bandera para que esta batalla no termine acá." «
 
 
 
Cristina recordó ayer un discurso emblemático de kirchner
"Memoria, Verdad y Justicia." Ayer, la presidenta Cristina Fernández rememoró los tres pilares fundamentales  que la Argentina adoptó como política de Estado en materia de Derechos Humanos desde 2003. Lo hizo a través de su muro en Facebook y de su cuenta en Twitter, y antes de citar el emblemático discurso que dio su antecesor en el cargo y esposo Néstor Kirchner, el 24 de marzo de 2004, en el acto de conversión de la ESMA en un Museo de la Memoria.
En su discurso de hace diez años, y tras advertir sobre los "muchos (que) están agazapados y (los) muchos (que) esperan que todo fracase para que vuelva la oscuridad sobre la Argentina", Kirchner pidió, "ya no como compañero y hermano de tantos compañeros y hermanos que compartimos aquel tiempo, sino como presidente de la Nación Argentina", "perdón de parte del Estado nacional por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia por tantas atrocidades" cometidas por la dictadura cívico-militar que asoló el país entre 1976 y 1983.
"Hablemos claro: no es rencor ni odio lo que nos guía y me guía, es justicia y lucha contra la impunidad. A los que hicieron este hecho tenebroso y macabro de tantos campos de concentración, como fue la ESMA, tienen un solo nombre: son asesinos repudiados por el pueblo argentino", exclamó en aquel tiempo iniciático el ex presidente fallecido en 2010.
Dirigiéndose a referentes de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, HIJOS y otras organizaciones de Derechos Humanos, Kirchner prometió: "Dejaremos todo para lograr un país más equitativo, con inclusión social."


Publicado el 25/03/2014 15:00 en Sociedad    
Medios Nacionales
ARBIA Cronica InfoBAE Miradas al Sur Pagina 12 Tiempo Argentino